¿Sientes ardor de estómago o acidez? Así es el reflujo gastroesofágico, sus causas y cómo evitarlo

21/04/2023 a las 23:59

ES


El reflujo ocurre cuando el cardias no funciona correctamente. Y aunque no se trata de una enfermedad grave, si deja de ser un problema puntual causado por algún mal habito alimentario…

Cuando se nos va la mano con la comida y tomamos una cantidad excesiva, o alimentos demasiado fuertes, podemos encontrarenos al poco rato con secuencias indeseadas.

Su resultado directo de tomar:

  • Más cantidad de comida de la habitual
  • mas dulces
  • mas alcohol
  • Bebidas azucaradas.

Pero tiene la incomodidad habitual se le puede sumar lo que llaman los expertos reflujo gastroesofágico, aunque para muchos solo sea un escalon mas en lo que vulgarmente se llama ardor de estómago o ácido.

  • Los especialistas de la Fundación Española del Aparato Digestivo (FEAD) han definido el reflujo gastroesofágico como «el paso del contenido del estómago hacía el esófago», sin que este paso tenga nada que ver con náuseas o vómitos.

Se trata de algo normal, que ocurre varias veces a lo largo del día sin que ni siquiera nos percatemos de ello.

La complicación viene cuando la cantidad de reflujo es excesiva. Aqui es cuando vienen los problemas y molestias.

Generalmente esto se debe a que la válvula que separa el estómago del esófago, llamada cardias, no funciona correctamente.

El reflujo provoca m,olñestias muy incómodas | Foto de Towfiqu barbhuiya y Unsplash

Sour y ardor, sintomas principales

  • Los principales síndromes de esta patología de su espalda. el ardor y la acidez. Pirosa (ardor) es definida por los especialistas en digestivo como una “sensación quemante que aumenta por el pecho a veces hasta la garganta”.
  • Regurgitación ácida (ácido), «es la llegada a la boca de un contenido ácido o amargo».

Pero no son los únicos síntomas ocasionados por esas comidas más abundantes, con más grasas, o por consumir más café del debido.

Desde la FEAD señalan que el reflujo gastroesofágico puede provocar:

  • Disfagia (problemas de deglución)
  • dolor de pecho
  • Afonia o ronquera
  • Tos.

Sólo con relatar al especialista alguno de estos síntomas el médico detectará con facilidad el reflujo gastroesofágico.

En algunos casos, puede ser necesario realizar una gastroscopia para determinar si se ha producido alguna complicación o si se sospecha que se tratará de otra enfermedad.

Cuando el reflujo se complica

No se trata de una enfermedad grave, pero si deja de ser un problema puntual causado por algún mal hábito alimentario, puede ocasionar lesiones más importantes.

Desde la FEAD subrayan que las lesiones más habituales que se derivan del reflujo son:

  • Esofagititis: Quemaduras que el contenido ácido del estómago puede provocar en el esófago.
  • Úlcera esofágica: cuando las contusiones son profundas provocan úlceras que pueden llegar a ser sangrantes.
  • Estenosis: la curación tanto de los moretones como de las úlceras puede causar dificultades para tragar.
  • Esófago de Barrett: patología definida por los especialistas como la «modificación de la superficie del esófago».
|

¿Cómo se trata el reflujo gastroesofágico?

Hay un gran número de granjas que pueden aliviar las molestias ocasionadas por esta patología.

Y también para aquellos casos en los que se hayan podido producir lesiones.

Pero esencial en todo caso que se un médico profesional el que prescribe el medicamento y paute la plus formación de tomarlo. En los casos más graves la cirugía será la solución.

Los expertos de la FEAD indican también que en caso de que estas molestias no sean continuas, sino que el reflujo sea algo esporádico, lo más indicado es evitar los hábitos que la provocación (consumo excesivo de grasas, café o alcohol).

Recomendaciones para evitar el reflujo gastroesofágico

Para evitar su aparición y así bibliotecarnos de las molestias que causa, los especialistas de la Fundación Española del Aparato Digestivo recomiendan:

  • sin seguro de salud. El uso de antiácidos sin prescripción médica puede ser contraproducente, a pesar de aliviar los síntomas porque “no evita las complicaciones”. Lo mejor es acudir a un especialista.
  • Siga las indicaciones médicas. Tomar el tratamiento pautado por el médico de forma ordenada y el tiempo que este indica es la forma más eficaz de terminar con el reflujo.
  • Evita el exceso. No abusar de los alimentos ni comer a la deshora.
  • Sin alcohol ni tabaco.
  • Evite dormir nada más cenar. Lo más indicado es dejar que pasen un par de horas antes de acostarse.
  • Evite la ropa ajustada.
  • Cuidado con el sobrepeso.

Y si los sintomas son mas habitales a la hora de dormir, levanta la cabeza de la cama puede aliviar las molestias.