El manifestante pro-Trump Ray Epps le dijo al comité del 6 de enero que las teorías de conspiración ‘locas’ destrozaron su vida.

WASHINGTON — Un hombre de Arizona que se convirtió en blanco de teorías de conspiración en línea después de unirse a los manifestantes frente al Capitolio el 6 de enero de 2021, le dijo a un comité de la Cámara que no trabajó en secreto para el gobierno durante el ataque y que la campaña en su contra le desgarró la vida. aparte.

Ray Epps le dijo al comité del 6 de enero que la teoría de que trabajaba para el FBI nunca tuvo mucho sentido, dado que su imagen apareció en un cartel del FBI inmediatamente después del ataque. No trabajó para la CIA ni para la Agencia de Seguridad Nacional ni para el Departamento de Policía Metropolitana de Washington, dijo.

«La única vez que estuve involucrado con el gobierno fue cuando era infante de marina en el Cuerpo de Marines de los Estados Unidos», dijo Epps.

Epps, quien fue partidario del expresidente Donald Trump, dijo en el entrevista dijo el jueves que sus nietos fueron «acosados ​​en la escuela» por sus acciones. Recibió amenazas de muerte. Su negocio se desplomó. La gente se presentó en su casa.

“Tuvimos un autobús turístico que se acercó a nuestra casa y a nuestro negocio con toda esta gente loca adentro”, dijo Epps. «Hay buenas personas allí que estuvieron en Washington. No es la gente que viene a nosotros. Atrae, cuando hacen estas cosas, atrae a todos los locos de allí».

Se vio a Epps en un video diciéndoles a otros partidarios de Trump el día antes del ataque que tenían que ir al Capitolio. Epps le dijo al comité que tenía la impresión de que el edificio, que estaba cerrado al público en general debido a las restricciones de Covid, estaría abierto.

«El Capitolio es la casa de la gente y la rotonda; la gente puede entrar a la rotonda y ver lo que sucede allí. Mi visión era atraer a la mayor cantidad de personas posible y rodearla, estar allí, haciéndoles saber que nosotros, “no estoy contento con – con – con lo que pasó, y ya está. Sin violencia”, dijo Epps. “Nunca tuve la intención de infringir la ley. No está en mi ADN. Yo nunca, estoy seguro de que has mirado mi expediente. No estoy violando la ley».

La opinión de Epps sobre si podía ingresar al edificio, dijo, cambió el 6 de enero. video muestra a Epps preguntando a los agentes de la ley cómo puede ayudarlos, ofreciéndose a ayudar a alejar a los alborotadores del cordón policial y las marchas. Se vuelve hacia los miembros de la multitud y trata de calmarlos. Otro alborotador, uno de los primeros en romper las barricadas, también dijo a las autoridades que Epps le dijo que «Relajarse«y que la policía solo estaba haciendo su trabajo.

Ray Epps en el Capitolio de Washington, DC el 6 de enero de 2021.
Ray Epps en el Capitolio de los Estados Unidos en Washington el 6 de enero de 2021.FBI

Epps se fue después de ayudar a un hombre que estaba teniendo un episodio médico, dijo. «Miré a mi alrededor y estaba enfermo. Había mucho gas lacrimógeno, estaban pasando muchas cosas malas. Dijo que ayudó a sacar al hombre del edificio y que se apoyó contra un árbol y estaba a punto de llamar». 911, pero el hombre le hizo señas para que se fuera, dijo que ya se había ido.

«Vi gente arrastrándose por todo el Capitolio, escalando las paredes. Me dolía un poco el estómago… No tenía sentido regresar. Había ido más allá de lo que quería que fuera», dijo Epps.

Anteriormente Epps habló con The New York Times sobre lo que sucedió el 6 de enero, y el comité del 6 de enero emitió una declaración después de la entrevista del 21 de enero de 2022 con Epps descartando las teorías de conspiración planteadas por otros miembros del Congreso.

En su entrevista con el comité del 6 de enero, Epps explica un mensaje de texto que le envió a su sobrino a las 2:12 p. m. del 6 de enero diciendo que era sincero y que “orquestó” las cosas. Dice que no sabía lo que estaba pasando. En ese momento, un alborotador estaba rompiendo una ventana del Capitolio, pero Epps dijo que ya no estaba en el complejo del Capitolio.

«En ese momento, no sabía que estaban irrumpiendo en el Capitolio», dijo. «No sabía que había nadie en el Capitolio… Estaba de regreso a la habitación del hotel».

Incluso después de decirle al comité cómo las teorías de la conspiración habían destrozado su vida, Epps continuó repitiendo otras afirmaciones sin fundamento sobre las elecciones de 2020, entre las que se había infiltrado «antifa» entre la multitud.

Epps nombró específicamente a los representantes republicanos Thomas Massie de Kentucky, Matt Gaetz de Florida y Marjorie Taylor Greene de Georgia como miembros que difundieron mentiras sobre él.

«Quiero decir, es realmente una locura, y [Massie] trajo estas cosas al piso de la casa. Cuando sucedió, simplemente explotó. Se puso muy, muy mal”, dijo. “Él y, Dios mío, Gaetz y Greene, y, sí, simplemente están haciendo estallar esta cosa. Así que se puso muy, muy difícil después de eso. Los locos empezaron a salir de la nada». Epps no culpó a Trump de la misma manera, quien tambien tiene difundiendo la teoría de la conspiración, diciéndole al comité que cree que Trump estaba recibiendo mala información.

“Creo que lo están engañando en este momento. Creo que está rodeado de su gente, él mismo está rodeado de algunas personas que no saben la verdad y están tratando de impulsar una narrativa”, dijo Epps.